Prefacio

Más de un millón de personas en el mundo sufren de hambre y malnutrición crónica. Las últimas proyecciones indican que la población mundial probablemente alcance más de nueve mil millones para 2050, y que la gran mayoría de esa población vivirá en países en vías de desarrollo. Para alimentar a la población creciente, la producción agrícola mundial deberá aumentar al menos un 70%. Debido a la limitada disponibilidad de nuevas tierras agrícolas, el 70% del incremento en la producción de cereales deberá provenir de mayores cosechas. Ante esta situación, es esencial velar por la conservación, el intercambio y la utilización de recursos fitogenéticos para garantizar la seguridad alimentaria.

Los sistemas de producción e investigación agrícola dependen de los recursos genéticos, pero las amenazas sobre los mismos siguen aumentando. Muchos de los bancos de genes existentes son inadecuados y, en algunos casos, la pérdida de diversidad fitogenética dentro de los mismos puede llegar a ser tan importante como sobre el terreno. Los programas nacionales para la conservación, el fomento y la utilización de la diversidad genética carecen por lo general de los recursos financieros y humanos necesarios.

Los avances en las leyes y políticas nacionales e internacionales durante los últimos 15 años han cambiado el entorno laboral de los responsables del manejo y la toma de decisiones relacionadas con los recursos genéticos. Las misiones de recolecta de especímenes que se hacían de forma periódica, no pueden realizarse ahora si no se dispone previamente de una visión clara del entorno jurídico y, en particular, de la legislación que regula el acceso a los recursos. No se pueden realizar investigaciones si no se comprende el entorno jurídico y, en particular, los derechos de propiedad intelectual. En resumen, los responsables del manejo de los recursos genéticos deben comprender en la actualidad el marco jurídico y normativo para que su trabajo sea efectivo. Comprender todos los aspectos pertinentes a la conservación y el manejo de los recursos fitogenéticos es extremadamente complejo.

Uno de los avances más importantes en el marco normativo y jurídico del último decenio ha sido la aprobación y la entrada en vigor del Tratado internacional sobre los recursos fitogenéticos para la alimentación y la agricultura y la aprobación de su Acuerdo normalizado de transferencia de material (ANTM). La finalidad del presente módulo de aprendizaje es mejorar los conocimientos y las habilidades relacionados con el Tratado, a la luz de otros acuerdos internacionales, y la aplicación del ANTM. En este módulo figuran ejercicios prácticos con objeto de mejorar la comprensión de los efectos y el funcionamiento del Tratado en situaciones de trabajo previstas por los expertos en recursos fitogenéticos.

La elaboración de los módulos generales de aprendizaje originales (2003 y 2005, segunda edición) fue el resultado de una iniciativa más amplia que abarcaba la gama completa de leyes y políticas pertinentes a la utilización de los recursos fitogenéticos. Esta labor se llevó a cabo bajo la dirección de Bioversity International y el Servicio internacional para la investigación agrícola nacional (ISNAR). El presente módulo de aprendizaje se ha elaborado como respuesta a la necesidad expresada por los países en desarrollo y el Órgano Rector del Tratado de crear y aumentar la capacidad para el funcionamiento del Tratado. El Programa de Recursos Genéticos para todo el Sistema (SGRP) del Grupo Consultivo para la Investigación Agrícola Internacional (GCIAI) ha iniciado y patrocinado la preparación del módulo de aprendizaje, que se ha elaborado bajo la dirección de Bioversity International con el apoyo financiero del GCIAI Generation Challenge Programme (GCP).

Emile Frison
Director-General, Bioversity International        
Programme Leader, SGRP

Shakeel Bhatti
Secretary to the Governing Body of the International Treaty